Los vecinos de Parque Goya ya se habían olvidado del empacho de obras que provocó la Expo. Sin embargo poco ha durado la tranquilidad ya que en el mes de octubre tres puntos de nuestro barrio vuelven a estar en obras, con las consiguientes molestias para todos. La primera de ellas es una obra programada y se encuentra muy cerca de nuestro barrio, en la confluencia de las avenidas Academia General Militar, Salvador Allende y Alcalde Caballero. Se trata de la última fase del colector que regulará las aguas residuales en esta zona, y evitará que se produzcan inundaciones en este cruce cada vez que llueve fuerte, como ocurrió el pasado sábado 18 de octubre por la noche. Se trata de una obra muy demandada por los vecinos, y que tiene un plazo de ejecución de un mes. Durante este periodo se convertirá dicho cruce en una rotonda, para poder realizar trabajos en la zona central, y con ello se complicará el tráfico en este cruce de gran densidad de vehículos en hora punta.

La segunda obra se refiere al Vial Norte. Tras llevarse a cabo a gran velocidad, lo normal es que tuviera alguna deficiencia, y así se ha demostrado. Por lo tanto se va a efectuar el corte de la calzada completa en dirección a la rotonda de la Maz, entre la rotonda de acceso al final de Majas de Goya y la rotonda de acceso a la calle La Fragua. El tráfico se desviará por la avenida Majas de Goya, con el aumento de densidad en esta vía del barrio. Las obras tienen un duración estimada de diez días.

Y la tercera obra parece ser la más compleja, y la que más se va a dilatar en el tiempo. Desde hace tiempo se han detectado problemas en el subsuelo en el entorno del colegio Parque Goya. Hace meses que el aparcamiento de dicho colegio está cerrado, debido al hundimiento de su pavimento. Y además hace algún tiempo se reparó parte del aparcamiento público situado junto al colegio. Parece ser que todo este espacio está conectado en el subsuelo y el terreno ha cedido incluso en el potrero, con lo cual desde mediados de octubre está cerrado debido al agujero de más de un metro de profundidad que allí se ha originado. Todo parece ser que tiene relación y técnicos están realizando catas en el aparcamiento del colegio. Ya se han puesto en contacto con Infrestructuras del Ayuntamiento para dar solución urgente al tema. Por una parte está el colegio, con un gran socavón en su aparcamiento, que se prolonga en dirección al recreo, con una parte vallada. Por otra, y junto al mismo, el aparcamiento público con una zona cortada y el potrero, cerrado por completo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Esperemos que solucionen cuanto antes con este último tema, el que más se va a dilatar en el tiempo, ya que el problema de aparcamiento del barrio se acrecenta debido a la limitación de plazas de aparcamiento afectadas por los hundimientos, además del cierre del único potrero de Parque Goya.