El intenso frío no pudo con el Carnaval. A pesar de los tres grados de temperatura el Carnaval Parque Goya se desarrolló según lo previsto la tarde del 13 de febrero, aunque la gente tuvo que abrigarse fuerte como era de esperar. Sin embargo la afluencia fue igual o incluso mayor que la del año pasado. Queda claro que en nuestro barrio no se quiere desaprovechar ningún momento para la fiesta, y cada año más. Y también queda de manifiesto que la gente se implica con el movimiento vecinal y con las reivindicaciones que se demandan, que cada vez más vecinos apoyan en estos actos lúdico-reivindicativos que la Asociación de Vecinos Parque Goya organiza.

La gente se mostraba algo perezosa al principio. A las cinco de la tarde la plaza Tauromaquia estaba desierta, y eso que en este momento el sol ayudaba a estar en la calle de una manera agradable.  A medida que fueron llegando los niños y los papas disfrazados comenzaron los juegos con el Pelele, organizados por el grupo Scout San Vicente Mártir que entretuvieron y calentaron a los niños que no paraban en la plaza.

Poco a poco se notaba ambiente de fiesta. El set de maquillaje también se encargó de «decorar» las caras de los niños.

Todo ello con la música de fondo de no podía faltar. Mientras el grupo de percusión Parque Goya se preparaba, y las cinco y media ya estaba todo preparado para comenzar el pasacalles. Durante una hora los tambores invadieron con sus notas todas las calles del barrio, y los asistentes tomaban el ritmo para intentar evadir el frío que iban penetrando en el barrio con la caída de la noche. Mientras el Pelele era utilizado para juegos entre los participantes, zarandeando el muñeco antes de que fuera juzgado.

Y en el pasacalles había disfraces de todos los tipos, desde los más infantiles, hasta los mayores que no olvidaban las reivindicaciones en la temática de sus disfraces.

La segunda parte de la fiesta se desarrollaba la plaza Tántalo, en el parque de los Tapices. Allí estaba todo preparado. La gente se fue acercando al escenario, y el Pelele fue expuesto para ser juzgado. En la sala entraron el juez, la acusación particular, que llevaba el presidente de la Asociación de Vecinos Parque Goya en representación de los vecinos, y el abogado defensor.

Comenzó el juicio en el cual fue acusado el Pelele de la dejadez en el tema de subestación eléctrica, de la necesidad de la prolongación de la 20 o 23 hasta Parque Goya y de no haber gestionado un centro cívico para el barrio. Tres testigos intervinieron para corroborar la situación actual de los vecinos en cuanto a estas demandas primordiales de Parque Goya. El juicio terminó con el veredicto, en el cual el Pelele se dejaba en libertad condicional durante un año para que gestionase estos temas, y con el compromiso de que en el próximo Carnaval todas estas carencias fueran solucionadas.

VER GUIÓN JUICIO DEL PELELE 2010

VER VÍDEO JUICIO DEL PELELE 2010

A continuación se sirvió el chocolate para todos los asistentes. Durante la espera se vendieron boletos para el sorteo de un televisor, y que servirán para subvencionar las fiestas del décimo aniversario del barrio. Fue el mejor final para una tarde muy fría en Parque Goya, en la que se congregaron al final cerca de cuatrocientas personas.

Sin duda la Asociación de Vecinos Parque Goya agradece la asistencia del numeroso público, apoyando las causas en las que trabaja día a día para mejorar nuestro barrio. Y también quiere agradecer su colaboración a las más de veinte personas que han intervenido en la organización del Carnaval Parque Goya 2010, sin las que hubiera sido imposible celebrar esta fiesta, además el grupo de percusión Parque Goya y el Grupo de Scouts San Vicente Mártir que han completado una nueva tarde fiesta en nuestro barrio.