Un grupo de padres critica el abandono del barrio y denuncia que mientras los niños son excluidos del colegio, autobuses y coches acercan a alumnos que viven a kilómetros. Esta situación es absurda. Resulta que vivo a dos portales del colegio Agustina de Aragón de Parque Goya II y mi hijo de 3 años no solo no va a poder entrar al mismo, sino que el centro público más cercano al que, en el mejor de los casos, puede que me lo envíen está a dos kilómetros de mi casa.

[…]

Lee la noticia completa.

Fuente: www.elperiodicodearagon.com