Era octubre de 1997 cuando los propietarios de lo que hoy es Parque Goya recogían su última cosecha de alcachofas y patatas. «En estos terrenos había fincas agrícolas y rústicas, casas y chalets para una población cercana al centenar de zaragozanos, muchos de los cuales incluso nacimos allí», recuerda José María Mur, quien ahora forma parte de la Asociación de Expropiados de la Urbanización de Parque Goya.

[…]

Lee la noticia completa.

Fuente: www.elperiodicodearagon.com