Este miércoles, el CEIP Agustina de Aragón ha organizado un simbólico entierro de la sardina en el que una maqueta del actual colegio ha sido inhumada para dejar paso a un nuevo centro, con un nuevo comedor y espacio suficiente para todos los alumnos. Además, han mostrado su total rechazo a que varias clases se impartan en el instituto.

[…]

Lee la noticia completa.

Fuente: www.aragondigital.es