Durante la inauguración del Centro de Salud Parque Goya, en la mañana del 16 de julio, hemos podido recorrer todas las estancias que configuran este amplio edificio, dividido en dos partes. Por una parte la correspondiente el centro de salud, y por otra las oficinas de la Gerencia del Sector I de Zaragoza. En total el edificio cuenta con 8.000 metros cuadrados de superficie construídos, y ha costado 10,2 millones de euros. Tiene una capacidad para atender entre 25.000 y 30.000 personas tarjetas sanitarias, aunque de momento va a comenzar a funcionar con 7.200 tarjetas sanitarias adscritas, de las cuales 1.900 corresponden a niños y 5.300 a adultos. En cuanto al centro que todos los vecinos y vecinas de Parque Goya conocíamos de sobras por fuera, cuenta con cinco plantas edificadas, además de sótanos destinados a archivo, almacenes, servicios generales y más de cuarenta plazas de aparcamiento. Se accede al edificio por la calle Eugenio Lucas, a través de un vestíbulo amplio y elegante, así como funcional.

En la planta baja se encuentran por una parte las dos consultas de pediatría, además de una de enfermería de pediatría. En la zona de espera se ha colocado además como novedad una pequeña zona infantil de juegos, para entretener a los niños, mientras que las paredes están decoradas con motivos infantiles. En la planta baja además se encuentra una amplia sala para rehabilitación, las consultas de urgencias y de cirugía menor, y la zona de extracciones.

La primera y segunda planta están destinadas a las consultas de médicos y enfermería para adultos. De momento entrarán en funcionamiento cuatro médicos de cabecera y cuatro enfermeras. El espacio está dimensionado para poder ir aumentando a medida que se vayan incrementando las cartillas sanitarias adscritas a este centro de salud.

Finalmente, en la tercera planta se encuentran los servicios de preparación al parto, y la consulta de la matrona. Esta planta se complementa con el despacho del asistente social, además sala de juntas, y otras destinadas a la docencia.

Para finalizar de puede decir que desde cualquiera de los amplios ventanales se proporciona luz natural a todas las estancias situadas al sur, y se puede disfrutar de excelentes vistas de la plaza Poesía y paseo Rafael Esteve en primer plano, con la ciudad y el Pilar al fondo. Una nueva panorámica de nuestro barrio. Este edificio ha sido diseñado por los prestigiosos arquitectos Luis Franco y Mariano Pemán.